FANDOM

704 Páginas

Kiriko, la bestia mágica (()(じゅう)()()()()()()()(), Majū Kiriko) es el capítulo #4 del manga Hunter × Hunter.

SinopsisEditar

Linne Hors-d'oeuvre joven "¡Spoiler!"
Esta sección del artículo contiene información acerca de la trama de la serie que probablemente aún no desees saber.

Gon, Kurapika, y Leorio entran a un bosque oscuro fuera de Puerto Dolle. La anciana les había dicho que la pareja que vive en la casa bajo el cedro serían sus navegadores. Cuando llegan, llaman a la casa, pero no obtienen respuesta. Leorio abre la puerta, y para su sorpresa, un Kiriko tiene a una mujer cautiva. Su esposo es visto en el suelo, herido. El trío intenta ayudar a la pareja, cuando el Kiriko huye. Gon y Kurapika corren tras la bestia mientras Leorio se queda a ayudar al esposo. Gon distingue la sombra débil del monstruo en poco tiempo, lo que asombra a Kurapika. Siguen yendo tras él hasta que lo oyen hablarles. Gon dice que sí puede hablar, solucionarían las cosas fácilmente. Gon golpea al Kiriko en la cabeza, obligándole a liberar a la esposa. Kurapika la atrapa a tiempo, mientras Gon continúa la persecución. La esposa despierta, y Kurapika nota sus extraños tatuajes. De pronto, Leorio llega y les dice que el esposo se encuentra bien y está descansando en la casa. Él es entonces golpeado en el rostro por Kurapika por haber dejado solo a un herido. Este Leorio resulta ser uno de los Kirikos disfrazados. La bestia escapa, y Kurapika confronta a la esposa acerca de quién es en realidad. La esposa responde con una sonrisa maliciosa.

Al mismo tiempo, Gon va en busca del Kiriko. Este aparece y ataca a Gon, anunciando su ira por haber sido golpeado antes. Pero Gon no se mueve. En vez de eso, le pregunta quién es. Gon argumenta que el Kiriko que tiene frente a él no es el que ha estado siguiendo. Sus apariencias y voces son completamente diferentes. El Kiriko se ríe y llama a su esposo. Los tres candidatos se reúnen y se presenta una familia de Kirikos, incluyendo al esposo y la esposa, que en realidad son los hijos.

La hija comenta acerca de la inteligencia de Kurapika debido a que reconoció los tatuajes en su brazo, que las mujeres del clan Sumi se tatuaban como promesa de nunca casarse con nadie. El hijo señala que Leorio supo administrar los primeros auxilios mejor que un doctor, y que actuó con confianza. En cuanto a Gon, él es el primero en mucho tiempo en poder diferenciar a los Kirikos. Y por estas razones, los Kirikos aceptan ser sus navegadores y llevarlos a la sede del Examen de Cazador.

Personajes que debutanEditar